.

.

DOS PINCELADAS SOBRE HERVÁS


(S. G. I., Madrid, 13 de octubre de 2011)

EL CAMINO, EL DE DENTRO Y EL DE FUERA, NO TIENE FIN: LO CONSTRUYEN LOS PROPIOS PIES.


Es éste un viaje a paisajes naturales, pero también a mis paisajes interiores: imposible delimitar lo que queda a cada lado de la ventana que es mi cámara. Es éste un viaje iniciático al interior de vosotros mismos que pasa por mirar, también, al exterior.

Abrimos una puerta a los caminos que recorren las montañas de Hervás. También, y muy especialmente, a los caminos que os recorren y que quizá nunca hayáis osado hollar. Nos esperan muchos lugares nuevos. Y cada unos de vosotros descubrirá, por su cuenta, otros paisajes interiores no menos hermosos, una tierra virgen: vuestro pequeño reino privado.

ME PREGUNTO CUÁNDO NOS EXTRAVIAMOS



Aguas turbias


Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid: "El principal riesgo que tienen los niños en la Comunidad de Madrid de malnutrición es la obesidad infantil".

En debate parlamentario a mediados de diciembre de 2014, Ignacio González, asegurando que la crisis ya era cosa del pasado y el verdadero problema de los niños madrileños consistía en que estaban demasiado gordos, se negaba a aceptar la propuesta realizada en la Asamblea de Madrid por el líder del PSM, Tomás Gómez, de abrir los comedores escolares en Navidad para todos aquellos niños y niñas en riesgo de pobreza infantil y carencias severas.



Me pregunto cuándo nos extraviamos

En qué desvío nos perdimos
y nunca más nos encontramos.
Cuándo renunciamos a los valores,
los principios, la conciencia…
Y además comenzó a resbalarnos.
Cuándo toda esta podredumbre
dejó de agredirnos al olfato.
Cuándo se nos olvido definitivamente
en qué consiste un ser humano.
            (S.G.I, Madrid, 24 abril 2017)


Léon Bonnat, Adam and Eve Mourning the Death of Abel
Léon Bonnat, Adán y Eva llorando la muerte de Abel


Queen, Bohemian Rhapsody

8 comentarios:

Johnny dijo...

No sé si el cuándo llega a tener importancia cuando se conocen los porqué...
Por otro lado, sobre la malnutrición infantil en el sentido de la obesidad, escucho mucho ese discurso por los médicos, pero la verdad subyacente es que los niños hoy en día, con tanta realidad virtual, no queman grasas, hasta las espinacas les engordan (ejem ejem ejem... a los mayores también). Encantado de saludarte de nuevo, un beso Salomé.

Alfred dijo...

El día en que nada de lo ajeno nos importa, aferrados a nuestras pequeñas comodidades del no querer saber nada, mientras nonos afecte directamente.
Saludos.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

La afirmación (amén de ignorante, porque cualquier nutricionista te dirá que la obesidad no está reñida con la desnutrición; incluso muchas veces van de la mano cuando la alimentación, también por motivos económicos, no es la apropiada) era desvergonzada en su momento, pero a la vista de lo que finalmente se está destapando, adquiere niveles de felonía monstruosa.
Os dejo un link muy ilustrativo sobre la situación nutricional de los niños de Madrid, esos que el tal individuo se tomaba a chunga. En él constataréis como las condiciones sociales (desfavorecidas) de la familia resultan determinantes: http://www.elmundo.es/madrid/2017/03/21/58cea326e2704e33388b45e6.html
Siempre un placer recibir tu visita. Besos

Javier G. dijo...

Ha sido una anestesia profunda con la que nadie parece haberse negado y se llama "el miedo de la crisis". Parece que los mejores sociólogos y psicólogos (consejeros) la han administrado pero, trabajan para el poder; una auténtica pena...

Saludos

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

El problema a menudo es que somos cortos de vista, y no sabemos advertir a tiempo que ni siquiera se trata de algo ajeno. Constituimos un tejido complejo y casi todo, antes o después, acaba salpicándonos. Besos

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Quizá eso sea lo más indignante: que nos hemos dejado. De hecho nos seguimos dejando. Besos

Teresa dijo...

No sé, nos hemos perdidos; perdidos en el bienestar de nosotros mismos ¡ es una pena ! pero así es. Espero que algún día mejore esto, pero va a costar. Un beso.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

El mazazo en la cabeza debería habernos despertado, pero se ve que el letargo ha sido profundo. Supongo que lentamente se irán observando las consecuencias. Besos

Publicar un comentario

Los verdaderos protagonistas estan aquí