.

.

DOS PINCELADAS SOBRE HERVÁS


(S. G. I., Madrid, 13 de octubre de 2011)

EL CAMINO, EL DE DENTRO Y EL DE FUERA, NO TIENE FIN: LO CONSTRUYEN LOS PROPIOS PIES.


Es éste un viaje a paisajes naturales, pero también a mis paisajes interiores: imposible delimitar lo que queda a cada lado de la ventana que es mi cámara. Es éste un viaje iniciático al interior de vosotros mismos que pasa por mirar, también, al exterior.

Abrimos una puerta a los caminos que recorren las montañas de Hervás. También, y muy especialmente, a los caminos que os recorren y que quizá nunca hayáis osado hollar. Nos esperan muchos lugares nuevos. Y cada unos de vosotros descubrirá, por su cuenta, otros paisajes interiores no menos hermosos, una tierra virgen: vuestro pequeño reino privado.

Encuentro blogueros 2014

Encuentro blogueros 2014
Encuentro blogueros 2014

DISPUTA SALVAJE

 
Discrepancias en el zoo de Madrid, foto de antaño


BAJO EL PESO DE LA PIEDRA
Hermanos contra hermanos:
la sangre del vencido
aún mancha las manos.
Sólo merece perdón
quien sabe enmendar lo errado.
Incapaz de contrición
quien no reconoce el daño.
No arrancan lágrimas
del ojo
vilezas del pasado.
No prescribe el dolor
ni se borra la herida,
que hay que cerrar los labios
curándolos con justicia.
Olvido no es razón
sino pozo despiadado
que devora la Historia
y nos devuelve al barro.
                                                                 (S. G. I. Madrid, 23 de febrero de 2012)

Duelo a garrotazos, Francisco de Goya

Para escuchar a Ismael Serrano interpretando Al bando vencido.

http://www.youtube.com/watch?v=OC1kTxX52WU

http://www.youtube.com/watch?v=55qO3e9bxbI 



Antes de que sea demasiado tarde.
Porque ya es demasiado tarde.

El pasado es tuyo y mío:
el pasado es patrimonio de todos.

27 comentarios:

  1. La imagen me encanta, pasear por el zoo siempre me ha gustado. Guadalupe, me ha gustado mucho la frase que has elegido y la musica.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque se trate de una naturaleza artificial, yo también le he encontrado siempre un fuerte encanto. Ligado quizá a tradiciones y recuerdos infantiles. Hasta hace muy poco solía ir una vez al año. Quizá debería volver ahora de otra mano. Besos.

      Eliminar
  2. Nobles palabras, las tuyas, que claman al cielo, pero ya ves que en este país triunfa lo mezquino y por eso se han cargado al juez Garzón.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este país, querido Funambulus, somos todos... Yo no estoy dispuesta a eludir mi parte de responsabilidad en los desaguisados, ni a tirar la toalla. Ante la catástrofe, yo no me siento a llorar. No tengo tiempo que perder; yo me arremango y comienzo a achicar agua. Si te quedas cerca te presto mi cubo. Besos.

      Eliminar
  3. Al leerte la poesía poco a poco va tomando ritmo armónico y la música nace instantáneamente..
    Aun siendo una poesía necesaria ante la injusticia, el pasado cruel que por momentos paso frente a uno. se sienten tus versos

    Que gusto leerte..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..
    Que tengas un hermoso fin de semana..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de los que creen que no se puede engañar al lector. Probablemente mucho menos si, además, es al tiempo autor. Esto es, indudablemente, una profesión. Y sin embargo... no es sólo eso. Tú ya lo sabes. Besos.

      Eliminar
  4. Odio las disputas, si éstas son violentas, a golpes, me retiro a la oscuridad del olvido.

    Me gusta el poema pero la parte añadida al final me parece muy lograda.

    Goya es, sin duda, mi pintor favorito. No me canso nunca de ver sus obras.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú ya sabes, querida Laura, lo que pienso al respecto. No se puede construir armonía sobre el silencio. Mucho menos aún, sistemáticamente, sobre el silencio de los mismos. No estoy dispuesta a ofrecer lo que nunca pediría (y mucho menos exigiría) a un semejante. No se puede robar la palabra y la memoria a las personas. No se puede condenar a la invisibilidad y el miedo, a sentirse diversos y excluidos. Es un principio que protege también a quien no piensa como yo. Por si un día se me fuese la cabeza y decidiese olvidar lo que significa tolerancia.
      Es que Goya supo ver más allá de su época. Y se saltó tantas estúpidas reglas impuestas... Besos.

      Eliminar
  5. Unas brillantes y notables palabras, las tuyas, y las de muchos otros, que las elevamos al cielo.....
    Pero en estos momentos de "crisis" y en este país que "es diferente", ya se sabe...
    Me ha gustado el poema y la música, es una entrada de las de pensar, te tocan ahí arriba, y enciende un clik, que te hace penar y reflexionar...
    Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, querido Enrique, que hay conclusiones a las que cualquier mente (y sensibilidad) libre de adoctrinamiento alguno llega por sí misma. Pensemos por tanto (y sintamos) olvidando prejuicios que, en el fondo, sin siempre lastres impuestos. Besos.

      Eliminar
  6. Aquellos que luchan sin saber porque lo hacen, clamarian paz si gozasen de tu espíritu. Saludos desde mi terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quién no escogería la paz de poder elegir, querido Jerónimo. Pero dudo mucho que ésta pueda exigir determinadas renuncias. Es un juego perverso ése al que juegan algunos al pretender convertir víctimas en verdugos, o cuanto menos en impedimentos para la grata convivencia. Besos.

      Eliminar
  7. Ayy !! de aquello no hablado,
    lo mal entendido,
    tenían las palabras tanta culpa..
    la consciencia cuando llega,
    es casi imposible ya ?

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero creer, querido Marcelo, que para la conciencia nunca es tarde. Besos.

      Eliminar
  8. Querida Salomé, leo tu poesia y veo al pueblo Sirio retratado,no entiendo mucho de poesia pero yo lo veo asi.Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario, querida Teresa, resulta muy interesante. Me parece que no hace más que abundar en lo que siempre he pensado: que el mundo no resulta tan grande como parece y que las fronteras son artificiales. Lamentablemente esto parece ser también cierto por cuanto respecta a la injusticia, que se esparce por doquier sin distinciones de colores o religiones. Besos.

      Eliminar
  9. No se puede enmendar el dolor, como bien dices, si no se reconoce la culpa. El daño es consciente cuando se infringe desde el poder, desde cualquier forma de poder y abuso. La culpa no existe cuando prevalece el interés; el dolor y la violencia, armas para conseguirlos. ¿ Cómo perdonar entonces? La venganza, más violencia disfrazada de justicia, entrar a formar parte de este círculo vicioso en el que hemos convertido al mundo... Compromiso renovado, Salomé; quizás las palabras puedan resquebrajar este círculo hasta que termine por romperse. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no dudaba de tu decisión, querida Eva: se nota cuando alguien ha elegido ya el camino. No lo dudes, las palabras pueden ser más sólidas que las piedras. Besos.

      Eliminar
  10. La oscuridad del pasado ha de ser la transparencia del presente; si queremos verlo claro, claro…

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan importante mantener los ojos abiertos. Y a ser posible, limpios... Besos.

      Eliminar
  11. HAY GENTE QUE BUSCA ENMENDAR ERRORES CON MAS ERRORES, DISCAPACIDAD DEL PODER. NO SE PUEDE PERDONAR... DEMASIADA INJUSTICIA.

    UN BESO
    VENGO DEL BLOG DE EVA Y ME QUEDO POR ACÁ.

    TE INVITO A VISITAR MI SITIO.

    lujanfraix.blogspot.com

    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  12. Precioso poema denuncia, cuanta razón en tanta sinrazón, "olvido no es razón
    sino pozo despiadado".
    Cuando algunas gentes lo entenderan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Dziękuję za odwiedziny !
    pozdrawiam z Polski
    Alicja

    ResponderEliminar
  14. Très beau texte. Il y a des blessures si profondes qu'on a l'impression ne jamais pouvoir les faire cicatriser. Alors, peut-être, le temps devient le seul recours.

    Roger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he creído, querido Roger, que el tiempo, de por sí, nada cura. Sin embargo sí conservo mucha fe en la voluntad, especialmente en la voluntad de reparar. Besos.

      Eliminar

Los verdaderos protagonistas estan aquí